¿Cómo actuar en caso de pérdida de un diente?



 

A veces, después de un golpe, alguno de sus dientes puede salir de la boca. Esto suele ocurrir en niños jugando o en adultos practicando deportes de contacto. Una rápida actuación puede hacer posible la recuperación de ese diente.

Lo primero ¡conservar la calma! A continuación localícelo y recójalo del suelo sujetándolo por la corona (no por la raíz) y si es posible lávelo con suero fisiológico o agua.

¡Nunca use jabón o cepille la raíz!

El tiempo es el factor clave para obtener el éxito de un diente reimplantado. Debe intentar colocar de nuevo el diente en su sitio dentro de la boca, asegurándose de que está en la posición correcta y acuda inmediatamente al dentista. Ésto es más fácil de lo que parece, pues la raíz del diente encaja perfectamente en el alveolo dentario (el hueco donde estaba el diente).

Si no le fuera posible recolocarlo, debe acudir rápidamente al dentista, preferiblemente antes de 1 hora, llevando el diente en un vaso lleno de leche (entera) o suero fisiológico. En último extremo podría llevarlo dentro de la boca, junto a la mejilla.

¿Cómo actuar si el alambre de ortodoncia se sale y le pincha?

Llevando ortodoncia es frecuente que los brackets, al rozar el interior de sus mejillas, produzcan pequeñas úlceras o molestias, sobre todo al comienzo del tratamiento.

En ocasiones el alambre que va introducido por los brackets puede salirse, esto normalmente ocurre en la zona de la última muela, ocasionando que le pinche y moleste.

En ambos casos, si no puede acudir a su dentista, la mejor solución es colocar cera de ortodoncia sobre el bracket o alambre. Si no dispone de cera, otro remedio sería colocar cáscara de naranja.

¿Cómo actuar si una corona provisional se descementa?

Su dentista le ha colocado una corona provisional encima de un diente, que previamente ha sido tallado y se sujeta a él gracias a cementos temporales, a la espera de que la corona definitiva esté confeccionada y pueda ser entregada con cementos definitivos.

Si su provisional se descementa y usted no puede acudir a su dentista en ese momento, lo mejor que puede hacer es colocar una pequeña cantidad de pasta de dientes es su interior y reinsertarlo.

No olvide pedir una cita para volver a cementarlo adecuadamente.

¿Cómo actuar si de repente su boca permanece abierta y no puede cerrarla?

Lo que seguramente le haya sucedido es una dislocación mandibular, que es la separación de la mandíbula (maxilar bajo) de la articulación temporomadibular (ATM).

Cuando esto ocurre, el maxilar bajo no puede regresar a su lugar por sí mismo y usted no puede cerrar la boca.

¿Qué provoca una dislocación mandibular?

· Abrir la boca demasiado grande: esto podría pasar al reírse, bostezar, estornudar, tomar bocados grandes o al vomitar.

· Trauma: una dislocación mandibular podría provocarse por un golpe en la barbilla mientras la boca está abierta. Esto ocurre con mayor frecuencia en accidentes de automóvil, motocicleta o bicicleta.

· Articulación inestable: esto podría provocarse si los músculos de la mandíbula están débiles o se ponen muy tensos. Las convulsiones y ciertos medicamentos podrían conllevar al debilitamiento de los músculos de la mandíbula.

Lo que usted debe hacer es llamar a su dentista porque en la mayoría de los casos deberá recolocarle la mandibula en su sitio, como cuando se disloca un hombro, y recetarle relajantes musculares y antiinflamatorios.