Información

¿Qué son las enfermedades gingivales y periodontales?

Las enfermedades periodontales son un conjunto de enfermedades que afectan a los tejidos (periodonto) que rodean y sujetan a los dientes en los maxilares. Son enfermedades de naturaleza inflamatoria y de causa infecciosa (causadas por bacterias) que dependiendo de su grado de afectación las denominamos gingivitis, cuando el proceso inflamatorio solamente afecta al periodonto superficial (la encía) y no están afectados los tejidos que sujetan el diente.

Cuando el proceso inflamatorio afecta a los tejidos periodontales profundos, se produce destrucción del hueso y ligamento que soportan y sujetan los dientes. A este grado de afectación lo denominamos periodontitis.

Si la periodontitis no se trata, evoluciona destruyendo todo el soporte del diente y con ello el alojamiento y pérdida del mismo.

¿Cuáles son las enfermedades periodontales?

La palabra periodoncia significa literalmente alrededor del diente. (peri = alrededor, odont = diente)

Las enfermedades periodontales son serias infecciones bacterianas que destruyen la encía, el hueso y los ligamentos que soportan los dientes en su boca. Si se dejan evolucionar sin tratamiento, estas enfermedades (que también se conocen como Piorrea), pueden llevar a la pérdida de los dientes.

Hay muchas formas de enfermedades periodontales, la clasificación más común suele ser:

Gingivitis.
Periodontitis leve.
Periodontitis moderada.
Periodontitis avanzada.
Periodontitis juvenil o de evolución rápida.

¿Por qué debería llevar mi niño al dentista, si aún tiene que cambiar sus dientes de leche?

Los primeros dientes del niño, o sea sus dientes de leche, son de vital importancia. Siendo fuertes y saludables, ayudarán a su niño a nutrirse, aprender a hablar con mayor facilidad y a mejorar su aspecto.

La salud general de su hijo puede alterarse si sus dientes temporales sufren caries, fracturas, si los pierde antes de la edad adecuada, o si cambian de posición ocasionando deformidades.

¿A qué edad debería mi hijo acudir por primera vez al dentista?

Ud. Debería de llevar a su hijo al dentista antes de que cumpla los dos años de edad. El dentista examinará cuidadosamente su dentición buscando caries, ó cualquier otro problema. El hecho de que Ud. lleve a su hijo al dentista desde temprana edad, le inculcará buenos hábitos de salud oral para toda su vida.

¿Hay alguna hora especial del día en la cual debería de llevar a mi hijo al dentista?

A la mayoría de los dentistas les gusta tener las consultas con los niños por las mañanas, debido a que los niños están más descansados y tranquilos. Las citas con el dentista por las mañanas no afectan, ni interfieren con sus horas de comida, ni de siesta. Los niños por lo general en las mañanas se muestran más accesibles y cooperantes.

¿Con qué frecuencia deberá llevar su niño al dentista?

Esto depende de muchos factores. Por ejemplo: El estado de salud de su boca, sus hábitos de comida e higiene, si el niño bebe agua con fluor.

Después de que el dentista ha examinado toda la boca del niño, él será capaz de decidir y diagnosticar con que frecuencia debería volver al dentista.

La costumbre de visitar al dentista regularmente puede evitar serios problemas ó enfermedades en su dentición. Los cuidados preventivos son menos costosos que tratamientos como los empastes de caries, colocar coronas ó cualquier otro tratamiento que su niño pueda necesitar. Visitas con regularidad al dentista pueden ahorrarle tiempo y dinero en el cuidado de los dientes del niño

¿Qué ocurrirá durante la primera visita de mi hijo al dentista?

El dentista examinará la boca del niño, limpiará sus dientes, y verá si tiene que hacer algo al respecto. El dentista comentará con Ud. los detalles de cómo su niño deberá suplementar el fluoruro que necesite para tener sus dientes fuertes y sanos.

Ud. también aprenderá cómo deberá de lavar los dientes del niño y cuál deberá de ser su dieta y hábitos de comida para no perjudicar su salud dental. También sabrá cuando será necesario que el dentista realice radiografías a los dientes de su niño, para examinar cómo están sus huesos maxilares, ó, ver cómo evoluciona el desarrollo de sus dientes definitivos, y también para ver si tiene algún otro problema como pueden ser pequeñas caries ocultas.

¿Qué debo decir a mi hijo acerca del dentista?

Dígale que el dentista es su amigo, y que le ayudará a ser fuerte y sano. Háblele de forma positiva, como lo haría ante cualquier nueva experiencia, sin condicionantes negativos que dejen traumas síquicos. La visita al dentista debe de ser una experiencia positiva para su niño.

Puntos para los padres

Trate de hacer las visitas al dentista algo agradable para su niño.

Deje que su hijo vaya al consultorio solo, si eso es lo que su dentista prefiere.

De un buen ejemplo de cómo se ha de lavar y de enjuagar sus propios dientes todos los días.

No soborne al niño para que vaya al dentista.

No haga de la visita del dentista algo similar a un castigo.

No le demuestre su ansiedad acerca de la visita al dentista

No permita que nadie atemorice a su hijo, con historietas acerca de las visitas al dentista.

Su dentista y el personal de la clínica dental pueden hacer mucho para proteger a su niño de cualquier enfermedad odonto estomatológica.

Comenzando las visitas al dentista, de forma regular y desde edades muy tempranas, ayudará al niño a tener una dentición fuerte y sana, con una agradable sonrisa.

¿Tiene más preguntas?

Llámenos al teléfono 983267362 o rellene directamente nuestro formulario de contacto.